Trompeta de los coras

Fig. 1. Trompetero cora. Foto de Raúl Barrera

Roberto Velázquez Cabrera
Instituto Virtual de Investigación Tlapitzcalzin
Documento consultivo. Primera versión: 19 de julio de 2011. Última versión: 4 de enero de 2012

La singular foto de la Fig. 1, mostrada con permiso del arqueólogo Raúl Barrera (1), quién la tomó durante las festividades de los coras de la Semana Santa, en Santa Teresa del Nayar, se incluía en su exhibición especial y temporal, con otras fotografías de gran formato, sobre Los coras del Nayar del Museo del Templo Mayor, 14 de abril de 2011 - 14 de agosto de 2011 (2). La foto de la Fig. 1, se considera importante y se va amantener en este documento corto, porque es la primera conocida de una trompeta de guaje, siendo usada en una ceremonia de un pueblo indígena que aun tienen usos y costumbres sonoras de origen antiguo, y ya desapareció de la vista del público, porque se clausuró la exhibición y no se ha publicado en otro documento.

El guaje (calabazo, cilíndrico, largo y hueco), fruto colgante de la planta Lagenaria siceraria, era muy usado en nuestro pasado remoto y reciente. Hasta mediados del siglo pasado, y en varias zonas el tlachiquero, usaba el acocote para extraer el aguamiel del maguey, para hacer el pulque. No se han rescatado trompetas arqueológicas de tipología similar, en parte, porque su material orgánico es perecedero.

Se decidió escribir y publicar un texto corto sobre esa trompeta cora de guaje, porque no la conocía, no se ha encontrado información detallada sobre ella, y es el único aerófono o resonador de origen muy antiguo, hecho de material vegetal, que aun se utiliza en zonas rurales. Se creía que su uso había desaparecido con los pueblos antiguos que la usaban, como los mayas. Otro resonador muy antiguo de esa subfamilia organológica, es la trompeta de caracol, que aun se utiliza en danzas folclóricas, como algunas de los llamados concheros y otras similares. Desgraciadamente, la poca información que he podido conocer sobre la trompeta de los coras y su uso ceremonial es la del texto breve de la cédula referente a la fotografía (Fig. 1) de la exhibición:

Desarrollo de las "luchas cósmicas" en Santa Teresa del Nayar. "Judio" cora con un instrumento musical consistente en un alargado bule perforado que produce sonidos estridentes y que tambien deforma el habla. Porta, además un sable de madera.

En el texto del folleto de la exhibición se menciona que las celebraciones de los coras se remontan a los grupos que habitaron la región durante la Tradición de las Tumbas de Tiro, de hace cerca de un milenio (200 a.C a 600 d.C.), aunque su temporalidad estimada se basa en el estilo de la cerámica rescatada en tumbas antiguas de la región, pero aun no se ha publicado su datado estimado en laboratorios. En el tríptico se incluyen fotos de coras tocando otros instrumentos musicales, como flautas y tambores, pero su diseño y materiales ya no son iguales a los antiguos de esa misma tipología, como los tambores que eran hechos de troncos huecos. La foto de la Fig. 1 no se incluye en el folleto, posiblemente porque no reconocen su singularidad e importancia, ya que es una evidencia de que la trompeta de guaje que se usaron en nuestras culturas antiguas, aun esta viva.

Es bien sabido que en nuestro pasado se usaban mucho las trompetas. Ya se han estudiado las más importantes y conocidas, como las trompetas que aparecen pintadas en los hermosos murales de Bonampak (3). He propuesto que las trompetas mayas también fueron hechas de guaje o bule, aunque se estima que esos murales se pintaron en el periodo Clásico Tardío (800-850 d.C.). Otras trompetas mayas aparecen en objetos decorados, como las de algunos vasos mayas (4), y existen textos de los cronistas de la invasión, como Diego de Landa, famoso destructor de códices y asesino de mayas, que menciona el uso de "trompetas largas y delgadas, de palos huecos, y al cabo unas largas y tuertas calabazas ", mismas que también fueron pintadas en una ceremonia de los mismos murales de Bonampak.

No se han encontrado otros estudios detallados sobre esas trompetas antiguas mexicanas, aunque se consultaron los resultados de un estudio reciente, publicados en la revista Imágenes del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM (5), que incluye el análisis de varias pinturas y dibujos de los murales y vasos mayas, y textos de los cronistas, con comentarios y detalles interesantes.

En el Cañon de Ocotillo, Municipio de Mascota, Jalisco, se encontraron 12,000 petroglifos localizados en alrededor de 500 piedras labradas que se asocian a rituales de renovación semejante a la "caza sagrada de venados" que eran realizadas por pueblos de occidente como los huicholes y coras. La mayoría de los petroglifos están relacionados con ritos de renovación y la caza de venados y aparecen trompetas o “megáfonos” (ver petroglifo 1) siendo tocadas para llamar a los venados. Algunos animales atrapados son cargados cuando ya fueron capturados (ver petroglifo 2), pero es notable que no se muestren armas usadas para ello (6).

Aunque los coras han sido visitados por muchos investigadores de diversas especialidades relacionadas con sus celebraciones y la música de otros instrumentos musicales "sincretizados" (tambores, flautas, violínes, chirimías, cajón, etc), en la red mundial, solo se ha encontrado una publicación, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), en la que menciona trompetas usadas por los coras (7). En la lista de instrumentos nativos, se incluye un texto descriptivo muy corto: “trompeta (aerófono recto sin pabellón y con un solo orificio)", pero no se mencionan más detalles de ella, ni de su uso. Tampoco se incluye su fotografía. El principal artefacto sonoro de origen antiguo, comentado y descrito (con dibujos adjuntos) por los primeros que visitaron a los coras, es el tunama, arco que se percute con palillos (8), sobre un bule colocado en una pequeña excavación del suelo, para aumentar la resonancia. También se ha mencionado la "sonaja de tobillo", hecha de una sarta de cápsulas de palma, similares a los tenabaris que aun utilizan varios pueblos del noreste de México, como los que hacen de capullos secos de mariposa con piedritas de hormigueros.

En otra publicación de la CDI sobre la Memoria Sonora Náayari. Música ceremonial de los coras de Nayar, basada en documentos sonoros que resguarda la Fonoteca Henrietta Yurchencono, no se mencionan las trompetas (9), en el repertorio no se incluyen grabaciones de sus sonidos, ni aparecen su foto. Julio Delgado Revueltas, quién realizó la edición y pasterización de las grabaciones del CDI asociado a la publicación, me informó que no conoce grabaciones de las trompetas usadas por los coras o los huicholes (comunicación personal 2011). En las fonotecas como la Nacional y la del INAH, tampoco se encontraron grabaciones abiertas de esas trompetas.

Parece que la trompeta de los coras no ha sido de interés para los investigadores, a pesar de que algunos han convivido con ellos y estudiado sus celebraciones, probablemente porque sus sonidos son "estridentes" (como dice Barrera) y no son musicales melódicos o rítmicos, que son los que conocen mejor o prefieren los que tienen educación de la música llamada occidental.

Muchos conocen las trompetas contemporáneas importadas de metal que se usan en géneros musicales, incluyendo los considerados muy mexicanos, como las de los mariachis muy utilizadas de la región del Occidente del país, pero muy pocos conocen bien las singulares trompetas coras de guaje y sus sonidos provenientes del México antiguo, a pesar de que aun son usados en esa zona cercana, aunque ni siquiera sabemos desde cuándo las utilizan.

Tambián se han localizado otras trompetas representadas en la iconografía antigua, que no han sido analizadas por los especialistas. Un buen ejemplo, que me informó Francisco Rivas, es de dos trompetas de un Grafiti de una procesión antigua del llamado Palacio Maler de Tikal (por error la figura dice Grafito), que se incluye en el Apéndice de Cronología Maya de Tikal (10), localizada en Su Acropólis Central. Desgraciadamente, en el texto no se incluyen otros comentarios descriptivos del grafiti. Creo que son trompetas, porque uno de los trompeteros sostiene con una mano la trompeta y con la otra tiene la cuerda de un perrito. No son flautas, porque la mayoría de las antiguas se opera con las dos manos, porque usualmente tienen cuatro o más perforaciones tonales. Los cuatro personajes representados no tienen las facciones típicas de los mayas, por lo que pueden ser de otro pueblo, y su vestimenta y peinado es muy sencilla y modesta. El grabado del grafiti no parece muy fino. Lo que indica esas trompetas es que aun después de la construcción del Palacio y el abandono del sitio por sus habitantes mayas, pudieron usarse en procesiones ceremoniales hasta de pueblos de otras zonas (11).

Existen otras representaciones iconografías de trompetas mayas. Sólo en la Base de Datos de Vasos Mayas de Justin Kerr (12), con la busqueda de la palabra "trumpet", se muestran fotos de 17 vasos con trompetas, que pueden ser analizadas en detalle.

Hay representaciones iconográficas de trompetas siendo tocadas en la zona del Occidente, como en el Lienzo de Jucutacato y en varias figuras de cerámica, pero son de menor dimensión y no hay certeza de que sean de guaje.

Existían trompetas antiguas de otros materiales, como cerámica, roca y hasta en metales preciosos, como una trompeta de oro con figura Colombina (200-1000 DC), del Museo de América de Madrid (Colección Tesoro de los Quimbayas. Núm. 9412), pero desgraciadamente no se han encontrado los estudios de ella. Eso indica que ni las extraordinarias trompetas recuperadas (o saqueadas) de metales preciosos, ni las de materiales vegetales que aparecen en la iconografia antigua y las que aun se usan, como las de guaje, han sido de interés para los investigadores y las instituciones que las resguardan y tienen atribuciones y recursos para estudiarlas.

La singular foto de Raúl Barrera del Trompetero Cora de la Fig. 1, va a volver a exhibirse físicamente, ya que María Inés Contreras de Oteyza, Directora del Museo del Periodismo y las Artes Gráficas13, solicitó permiso, para incluirla próximamente en una exposición permanente.

Notas y referencias

1. Raúl Barrera me informó que es la única fotografía (digital) que tomó del singular trompetero cora, aunque tiene muchas de otros temas, ya que estuvo trabajando en esa región en el proyecto de rescate arqueológico de la presa Del Cajón, durante cuatro años, pero no me proporcionó información detallada o datos del tocador, ni de su trompeta.

2. http://www.inah.gob.mx/index.php/component/fwgallery/image/127-exposicion-los-coras-del-nayar-imagenes-de-una-herencia-ancestral

3. http://www.tlapitzalli.com/rvelaz.geo/bonampak/lek.html

4. http://www.tlapitzalli.com/curinguri/modelos/kooche.html

5. Malbrán Porto, América y Méndez Torrez, Enrique. El uso de trompetas en el chiapas prehispánico. Imagenes del Instituto de Investigaciones Estéticas.
http://www.esteticas.unam.mx/revista_imagenes/dearchivos/dearch_malbran02.html

6. Mountjoy, Joseph P. Ritos de renovación en petroglifos de Jalisco. Arqueología Mexicana. México. V. VII. Núm. 47. pp 56-63. Informé al autor de la foto de la trompeta de los coras, para preguntarle sobre la referencia del uso antiguo de trompetas por los huicholes. me dijo que el objeto de los coras le parece fascinante, pero andaba ocupado terminando la renovación del Museo Arqueológico de Mascota, antes del 16 de agosto, aunque me autorizó a incluir fotos escaneadas de su artículo.

7. CORAS. Pueblos indígenas del México contemporáneo. Jesús Jáuregui. México : CDI : PNUD, 2004. p. 35.
http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=13&Itemid=200019

8. Lumholtz, Carl. El MÉXICO DESCONOCIDO. CINCO AÑOS DE EXPLORACIÓN ENTRE LAS TRIBUS DE LA SIERRA MADRE OCCIDENTAL, EN LA TIERRA CALIENTE DE TEPIC Y JALISCO, Y ENTRE LOS TARASCOS DE MICHOACAN. 903. 463, 465, 509, 556 y 558.
http://www.archive.org/stream/elmxicodesconoc00lumhgoog#page/n1/mode/2up

9. Memoria Sonora Náayari. Música ceremonial de los coras de Nayar. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas Memoria Sonora Náayari [fonograma] : Música ceremonial de los coras de Nayarit / Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos.
Indígenas. – México: CDI, 2007. Créditos: coord., invest. y txt. Xilonen Luna Ruiz ; edición y pasterización Julio Delgado Revueltas.
http://www.cdi.gob.mx/index.php?option=com_docman&task=doc_details&gid=79&Itemid=200019

10.Coe, William, 1967 Tikal. Guía de las antiguas ruinas mayas, con mapa. The University Museum, University of Pennsylvania, Philadelphia. Edición en español por la Asociación Tikal, segunda edición con revisiones de Carlos Rudy Larios V, 1988, Impreso en Guatemala, 1988. p.117.

11."Sus habitantes originales abandonaron Tikal después del año 900 A.C., fecha del colapso de la Civilización Maya Clásica en las tierras bajas del sur. Durante el Siglo XVI, los peregrinos Itzaes pudieron haber visitado el sitio para propósitos ceremoniales. "
http://www.parque-tikal.com/explorers.htm

12. http://research.mayavase.com/kerrmaya_list.php?_allSearch=&hold_search=&vase_number=&date_added=&ms_number=&site=&icon_elements%5B%5D=Trumpet&x=36&y=15

13. Museo del Periodismo y las Artes Gráficas. Av. Alcalde # 225. Col. Centro.